80 años del 22-0 de la Balona al Racing de Córdoba

Clasificaciones. Resultados. Partidos.
Responder
Josele50
Mensajes: 84
Registrado: Jue, 24 Sep 2015, 14:06
Ubicación: La Línea de la Concepción

80 años del 22-0 de la Balona al Racing de Córdoba

Mensaje por Josele50 » Lun, 04 Ene 2016, 16:59

El próximo 19 de enero se cumplirán 80 años de la tremenda goleada infligida por la Real Balompédica Linense al Racing de Córdoba en encuentro de competición.
Cuenta la leyenda que el enorme frío reinante hizo que el portero cordobés fue invitado en repetidas ocasiones a calentarse con coñac. El primer tiempo acabó con un inusual 10-0 y en la segunda parte se produjo una jugada que ahora no extraña pero que entonces fue una revolución: el portero de la Balona lanzó un penalti con que había sido castigado el Racing. Otra circunstancia curiosa es que el equipo visitante acabo campeón del grupo y jugó y ganó la promoción posterior de ascenso ante otro Racing, el de Badajoz. Sin embargo, aquel partido dio mucho que hablar y los comentarios aparecieron en la prensa nacional en los días posteriores.
El Heraldo de Madrid publicó el 25 de enero de 1936 una información delirante sobre lo sucedido en el campo de la Balona bajo el titular ‘La verdad sobre una batalla campal’ cuya transcripción literal es la siguiente:
“Este ha sido el resultado del partido de campeonato jugado últimamente entre la Balompédica Linense y el Racing de Córdoba. La Prensa lo ha publicado estos días. Lo que no ha dicho, por ignorarlo, han sido las causas que han originado tan estrepitoso tanteo. El Racing tenía ya conseguido el campeonato de Andalucía. Su victoria sobre el Minas de la Reunión, en el campo de éste, le otorgaba esta supremacía. Después, este equipo, a quien sólo quedaban dos partidos a jugar fuera de su campo, pretende retirarse alegando falta de recursos. El Racing, pobre también, hace un sacrificio y se presta a sufragar los gastos de estos desplazamientos, para evitar el perjuicio que la retirada le ocasionaría. Interpretando lo sucedido en forma arbitraria se forma un ambiente de hostilidad al equipo cordobés, y en tales condiciones toca a éste desplazarse a La Línea. Lo que allí ocurre no es para descrito. Asiste poco público; pero lo más selecto. Como no le interesa ya ganar, lleva instrucciones de eludir todo choque y violencia, para evitar lesiones que le perjudiquen en las próximas contiendas oficiales, y a pesar de ello, uno a uno han de retirarse lesionados los cordobeses hasta quedar sólo cinco sobre el terreno. El portero, que es el único que pone fe en el juego, es el mártir que recibe las más brutales entradas y agresiones. El árbitro también es golpeado. Por fin termina el partido; pero no los insultos, que siguen hasta la caseta, donde esperan grupos. Gracias a la protección continuada de la Guardia civil no hay agresiones. El campo de La Línea, de triste celebridad entre los equipos andaluces, ha sido escenario de un nuevo espectáculo edificante. El Sevilla F. C. y el Betis Balompié conocen, de cuando jugaban los linenses en la; misma categoría- cómo las gastan en la Línea. El Jerez FC, que tan brillante papel hace en la segunda división de Liga, también puede decir algo. Sépase, pues, que el Racing de Córdoba y esta afición que le sigue están satisfechos del tanteo, pues creen que a él deben la suerte de haber escapado vivos. El Racing, campeón de Andalucía, ese equipo que ha encajado 22 tantos, si gana una nueva eliminatoria que inopinadamente (ha sido una sorpresa) le ha deparado la Federación Sur con el campeón extremeño y puede conseguir que no se le escamotee el premio a su esfuerzo, participará este año en la Copa de España, jugará el próximo domingo en el grupo superregional y en la segunda división de Liga, y la Balompédica Linense, penúltimo de la clasificación, seguirá su triste vida do equipo «pistolero», haciendo estragos entre los que tengan la desgracia de jugar con él”.^

La respuesta de la directiva de la Real Balompédica Linense en el mismo diario no se hizo esperar. Fue redactada en los siguientes términos:

“Siendo el artículo anónimo, e ignorando por tanto el nombre del autor, permítanos que le denominemos Don X. En primer lugar Don X dice que el Racing de Córdoba tenía ya asegurado el campeonato de Andalucía y, naturalmente, deja de decir la forma en que consiguieron ganarlo. Lo ganaron de la siguiente manera:
a) Valiéndose del padrinazgo y, por tanto, amparo de la Federación Regional Sur, que de continuar por este camino acabará con los clubs y aficiones de toda Andalucía. Una prueba, el no haberle obligado dicha Federación a jugar un tercer partido de desempate en las eliminatorias para que hubiera resultado como en el resto de las provincias un triunfador, ellos o el Minas. Sin duda, ante la igualdad de fuerzas al empatar los dos partidos, temía la Federación que quedara eliminado su favorito.
b) Gracias a la actuación de unos cuantos señores árbitros totalmente desaprensivos, que no tienen concepto ni noción de lo peligroso que es jugar con las aficiones y clubs de los pueblos y que, prestándose a ciertas cosas, salen de sus casas con la consigna del equipo que ha de resultar triunfador.
c) Comprando a ciertos porteros, como sucedió con el del Minas, el que mediante el pago de cierta cantidad por parte del Córdoba se comprometió a perder el partido, según acta notarial que obra en poder del Racing C. de Málaga.
d) Subvencionando al equipo del Minas después de retirarse oficialmente del torneo, porque sabían que por su propio esfuerzo no iban a ninguna parte.
Sigue diciendo Don X que asistió poco público al partido, única verdad de cuanto escribe el mencionado señor, pues debido a lo torrencial de la lluvia había en el campo en total 22 personas, es decir, que vino a coincidir el número de espectadores con el de goals metidos, así como también con la terminación del primer premio de la lotería, que se celebró dos días después. Lástima grande que, con la fama que para la lotería tiene La Línea, no comprara el expresado Don X algún decimito con la terminación de los tantos que se llevaron a casa.
Continúa diciendo el cínico Don X que los jugadores tuvieron que ir retirándose uno a uno del campo ante la violencia del choque, hasta quedar solo cinco sobre el terreno. En primer lugar diré que no les fue necesario emplear a los jugadores de la Balompédica violencia alguna, pues pronto se dieron cuenta de que los contrarios oran sumamente inferiores, como lo demuestra el que terminara el primer tiempo con 11 a 0 a favor de nuestros colores, jugando el equipo de Córdoba, los primeros cuarenta y cinco minutos con sus once jugadores y retirándose tres en la segunda parte, en vista del fracaso deportivo que estaban sufriendo. En cuanto al portero, verdaderamente se le martirizó, si tal cosa puede llamarse a darle café y coñac por la directiva de la Balompédica, en vista de lo extenuado que se encontraba, dado el gran esfuerzo que realizó para evitar que los 22 tantos no se transformaran en 69.
Lo que no concebimos es que para justificar más su gran derrota, la mayor que se habrá conocido desde que se inventó el fútbol, tenga el ya muchas veces mencionado Don X el humor de decir que se pegó al árbitro, no teniendo en cuenta que todavía vive aquel buen nazareno y que por tanto puede demostrarla su mala fe al mentir tan descaradamente.
Y no queremos seguir contestando punto por punto su famoso articulito, porque esto se haría interminable, y únicamente le diremos que para llegar a jugar con el Sevilla, Betis, Jerez, etc., hay que llegar a ser lo que este equipo fue y sigue siendo, y comoquiera que el movimiento se demuestra andando, queda lanzado un reto para que en el campo, desde luego neutral, que usted designe se enfrenten los dos equipos para ver si consiguen sacarse las 22 espinita que por lo visto tanto daño les hacen.
Y para terminar, querido anónimo, muchas gracias por la denominación de ‘equipo pistolero’, pues con ello demostramos que sabemos seguir la moda con toda escrupulosidad. Ahora bien, usted sabe que no han ganado el campeonato, que son infinitamente inferiores en juego a nosotros y que si han llegado a ostentar ese título, que tan grande les viene, ha sido por el amparo de la Federación. Una prueba de nuestra superioridad es el hecho de haber terminado el campeonato con mayor número de goals a favor y menos en contra que el resto de los equipos que han participado en el torneo.
Lo que todavía no sabemos hacer es recurrir a ciertos trucos, que al fin y al cabo para nada sirven. Hasta la próxima, querido Don X, en que por lo menos esperamos tener el honor de saber cómo es su gracia.
Toda la directiva de la Gran Balona.- Víctor Arnedillo, F. Ríos, Antonio de la Cámara, Pedro Cobo, José Camargo, etc.»
N. de la B.- A nosotros no nos cabe más que lamentar que los ánimos se enciendan de ese modo por un partido que sólo tiene para la historia la trascendencia de eso score de record. Publicamos—lo diremos una vez más—las cuartillas de Don X sin para.- mientes (sic) en ellas, y hoy publicamos las de la directiva de la Gran Balona, dejando de su cuenta la responsabilidad de todas las graves acusaciones que hacen en ellas, como prueba de nuestra leal imparcialidad”.


Al mismo tiempo, el Heraldo de Madrid tomó cartas en el asunto y publicó un artículo de un aficionado en el que se pedía el reconocimiento de la Balona como equipo importante después de este resultado y por su trayectoria:
“Ante el asombro general, en la tarde del domingo 19 de enero de 1936 tuvo lugar un partido de fútbol en el cual correspondió la victoria a la Balompédica Linense por el enorme tanteo de 22 goals a cero de su visitante, que dice llamarse Racing Club de Córdoba y ser campeón (¿?) del grupo por el que le corresponde el ascenso a primera categoría. Y ahora digo yo, y como yo toda la afición linense: ¿No se puede hacer nada contra estos, llamados campeones por la gracia de la Federación Sur y el vil metal? ¿No está bien patente su inferioridad ante este tanteo record?
Creo que sí, y por creerlo así voy a manifestarlo como yo lo entiendo. ¡Señores directivos de la Balompédica Linense!: ahora, más que nunca, hay en La Línea una gran masa de aficionados al fútbol que no le importaría sacrificar sus intereses y hacer una suscripción para recoger fondos y apelar, si es preciso, a la Nacional en defensa de sus derechos, ya que la Federación Sur nos abandona de un modo tan descarado; que si ustedes lo entienden así yo estoy dispuesto a abrir dicha suscripción y encabezarla con todo lo que mis fuerzas alcancen, con el fin de que, una vez recaudadas las pesetas, se den los pasos que hayan de darse por el buen nombre deportivo de La Línea y por que la afición pueda presenciar buenos partidos de campeonato y ligueros en la próxima temporada.
Con gran interés la afición linense ha seguido todas las fases del campeonato andaluz y no ignora que la Balompédica ha tropezado, por dondequiera que ha ido, con el proceder partidista de los árbitros que, aleccionados por la Federación Sur iban dispuestos a no dejar triunfar a la Balompédica, por creerla siempre un peligro para los ya famosos y eternos rivales Sevilla y Betis. No hay que olvidar que la Balompédica es el mejor "once" del torneo actual, por el cual le correspondía en derecho ir a “la cabeza” de la clasificación.
Todo está bien claro; yo al menos lo entiendo así; la Balompédica es un serio peligro para los equipos de primera categoría, y además es un equipo de un pueblo; sería una vergüenza para los llamados campeones (¿?) de la región que un equipo pueblerino, como ellos lo llamarían, pudiera batirlos a placer. ¡En cambio!, Córdoba es una capital, sí, señor, una capital; los desplazamientos cuestan menos y el peligro no es tan grande: un equipillo sin pena ni gloria, con el cual se puede jugar como el gato y el ratón.
Pruebas de todo lo que manifiesto son las siguientes: en las Minas se juega un partido de campeonato y sé le anulan a la Balompédica Linense tres goals, y en cambio el árbitro concede un goal a un descarado fault hecho al portero linense en el suelo, caído, y con esto la victoria para el Minas por dos goals a uno de la Balompédica; a continuación se juega el otro partido de campeonato en Málaga, se le concede un goal en franco offside a los malagueños, y en cambio no se le da un descarado penalti que un defensa malagueño, viendo su portería en peligro, paró la pelota con las manos; el público pide penalti y, ante el asombro de todo el público, el árbitro, con el mayor cinismo, no concede, pero no para aquí la cosa; la Federación Sur comunica el sábado día 11 que el Minas se había retirado del campeonato, y asimismo nos lo notificó el árbitro que el domingo 12 arbitró el partido Málaga Racing Club y la Balompédica Linense; pero cuál no sería nuestro asombro al enterarnos que el Minas se desplaza a Córdoba con cinco jugadoes y el resto Io ficha en el día en el mismo Córdoba; prueba inequívoca que las pesetas del Córdoba han corrido por medio de todo este oscuro asunto y la Federación Sur tan tranquila.
A continuación viene a ésta uno de los llamados "gallos" de la competición y salen derrotados por cinco goals a cero, y... recibimos al campeón (¿?) del torneo y se llevan para adorno de la Mezquita cordobesa 22 goals a cero.
¡Loor al campeón de Andalucía, que en La Línea de la Concepción ha mantenido su marco incólume! Linenses, ya es hora de hacer a vuestro equipo subir de categoría”!.

Breaking
Mensajes: 24
Registrado: Mié, 21 Mar 2018, 23:32

Re: 80 años del 22-0 de la Balona al Racing de Córdoba

Mensaje por Breaking » Sab, 24 Mar 2018, 00:21

Tremenda historia! Como cordobés y seguidor de la historia del fútbol en mi ciudad, nunca había oído hablar de esto. Rogaría que aportases más datos de este campeonato de Andalucía, resto de resultados y clasificación final. Gracias!

Responder